Más humillación, por favor

El blog de un cornudo sumiso al que le gusta ser humillado más y mas cada día.

3.10.06

La placentera tortura de la mentira



Hay ocasiones en que (como siempre sucede cuando surgen estas ideas) estando caliente me pone la idea de vivir víctima de una chica que, mirándome fijamente a los ojos, con sus brazos en mi cuello, con toda la dulzura y una sonrisa en la cara, me dijese que sólo existo yo, que cómo se me ocurren pensar que se acuesta con otros...

... pero que un día me encontrase que ha salido sin ropa interior, otro día que un tío la ha acompañado hasta casa, que se ha ido una semana sin decirme donde, que una noche duerme fuera, que huele distinto...

la certeza de que está acostándose continuamente con otras personas, y su insistencia diciendo que no sucede nada de eso, que es mi imaginación...

La certeza de que miente.
Su capacidad para hacer que esa certeza parezca menos cierta.
Y estar absolutamente loco por ella, adorarla.

1 Comments:

  • At 4:45 p. m., Anonymous Anónimo said…

    Sabes que a mi tambien me pone esto que comentas tu, pero he podido darme el gusto de disfrutar de descubrir las mentiras, pues me he inventado a una amiga virtual de mi novia, a la cual ella le cuenta muchas cosas (llevamos años con esta supuesta amiga virtual), y así le descubro todos sus movimientos.... :S

    Nos es muy ético peeeero..... :S

     

Publicar un comentario

<< Home